Puentes grúa ABUS para pasar del camión al barco


La empresa logística Hegmann (www.hegmann-transit.com) lleva usando puentes grúa ABUS desde hace más de un año. Leer más del informe. Estos puentes grúa birraíles sirven para transportar cargas de hasta 150 toneladas dentro del edificio de logística, así como para cargar y descargar camiones. Inicialmente las grúas se usaban para trabajar mayoritariamente dentro del almacén logístico multiusos. No obstante, ahora que se han extendido los carriles de las grúas hasta el cercano puerto Rhein-Lippe, también es posible cargar y descargar directamente barcazas y buques costeros.

La estructura de acero autoportante suspendida de un pilón puede verse desde lejos. Los carriles de la grúa, de 90 metros de largo, salen de la nave central del edificio y se extienden al aire libre sobre la cuenca del puerto. Esta ampliación de los carriles permite a la empresa de logística transportar mercancías pesadas desde el edificio y cargarlas en un barco o hacerlo la maniobra inversa: descargar mercancías de los barcos y almacenarlas en sus instalaciones. Cuando la grúa hace la transición entre el interior y el exterior, pasa a través de una compuerta automática. Un final de carrera de traslación detendrá la grúa en cualquier dirección frente a la compuerta si ésta está cerrada. Además, la compuerta solo se puede cerrar si la grúa no se encuentra en su área de acción. Para este propósito, los carriles cuentan con finales de carrera en cruz que registran la posición de la grúa dentro del área de la compuerta. El sistema de control de paso de la compuerta garantiza que la grúa sólo pueda acceder al área de la compuerta cuando el polipasto está situado en la zona de la puerta al exterior.

Las grúas han sido equipadas con protecciones de lluvia para proteger los motores de traslación, los cuadros eléctricos y los polipastos de cable de las inclemencias meteorológicas cuando trabajan en el exterior. Un sistema ABUS de control del viento asegura que el operador de la grúa es avisado gracias una luz de emergencia claramente visible si el viento aumenta. En este caso, la grúa debe ser asegurada inmediatamente o debe volver dentro del edificio. Un sistema de pintura especial protege la grúa de la corrosión cuando trabaja parcialmente al exterior.

Desde la instalación de los carriles exteriores a principios de 2018, se han dado servicio aproximadamente a 115 embarcaciones con una longitud máxima de 135 metros, así como a trenes de barcazas. Gracias a los puentes grúa ABUS se ha establecido una cadena de transporte continuo: directamente del barco al camión y del camión al barco.

ABUS Grúas, S.L.U.
Tel: +34 902 239 633
Fax: +34 902 239 634

info@abusgruas.es