Puentes grúa ABUS en el norte para Dahlgrens Cementgjuteri AB en Skellefteå


Uno puede pensar fácilmente en grandes piezas de Lego al ver los bloques de hormigón fabricados por Dahlgrens Cementgjuteri (www.dahlgrescement.se), una empresa especializada en homigón prefabricado situada en Skellefteå, al norte de Suecia. Realmente se usa la misma lógica tanto para los bloques de hormigón como para las piezas de lego haciendo más fácil y asequible la fabricación de elementos para la construcción de paredes. Esta compañía de carácter familiar fue fundada en 1935 por John Dahlgren y hoy en día cuenta con 30 empleados. Otros elementos prefabricados de hormigón producidos por Dahlgrens son pozos, tuberías, muros de contención y elementos para muros y puentes. Su cartera de clientes incluye la industria de la construcción, empresas municipales, y el ministerio sueco de transporte. Las tuberías se producen con diámetros entre 225 y 2000 mm. Los elementos para pozos pueden alcanzar diámetros máximos de 3500 mm. Dahlgrens Cementgjuteri AB, junto con otras empresas del sector, forma parte de una asociación de desarrollo cuyo objetivo es promover el desarrollo de productos y abrir nuevos canales de distribución para la venta de productos de hormigón en toda Suecia.

Con el fin de poder producir elementos más grandes para pozos, muros y puentes, se construyó una nueva nave de producción con una superficie de 760 m² y una altura de 7,8 metros. La producción de los elementos de para tuberías se mantuvo en el edificio existente donde una vieja grúa ASEA fue sustituida por un puente grúa monorraíl ABUS tipo ELV con una capacidad de carga de 5 toneladas. En la nueva planta de producción se instalaron dos puentes grúa birrailes tipo ZLK con una luz de 16,85 metros y capacidades de carga (SWL) de 12,5 y 20 toneladas, respectivamente, facilitando el manejo de elementos mucho más grandes y pesados.

Las tres grúas se manejan a través de control remoto por radio. El operador de la grúa puede estar pendiente de las grúas y las cargas des de una distancia segura gracias a los controles remotos por radio. Un gran indicador LED de la carga informa al operador de la grúa de forma fiable de las cargas suspendidas en los ganchos incluso a grandes distancias: El indicador de carga es visible desde hasta 50 metros de distancia en función de la visibilidad en el lugar. El transporte de cubetas llenas de hormigón fresco requiere movimientos de la grúa y el carro muy sensibles y transiciones muy suaves cuando se cambia entre las velocidades de desplazamiento lenta y rápida. Esta transición suave entre dos velocidades se consigue mediante el uso de la unidad de arranque suave AZS de ABUS junto con el relé de conmutación suave SU-2. Un proceso patentado en el relé de conmutación detecta automáticamente el momento adecuado para influir en la transición de la velocidad rápida de desplazamiento a la lenta o de la velocidad rápida de desplazamiento a cero de tal manera que la oscilación de la carga se reduce al mínimo, un requisito previo esencial para el transporte de bienes sensibles o grandes. En función de la aplicación, se pueden fijar rampas de aceleración individualizadas.
La planificación del proyecto y el desarrollo, instalación y puesta en servicio de las grúas se llevó a cabo por la filial sueca de ABUS, la empresa CARLHAG (www.carlhag.se) ubicada en Luleå.

ABUS Grúas, S.L.U.
Tel: +34 902 239 633
Fax: +34 902 239 634

info@abusgruas.es