Puentes grúa ABUS para Niehoff, un fabricante de maquinaria para cables y alambres.


Es posible que necesite hasta una docena de máquinas para pasar de una bobina con alambre de cobre de un dedo de espesor a cables revestidos y apantallados para la transferencia de datos. La producción de tales cables requiere la comprensión de la ciencia de los materiales, el conocimiento de la ingeniería de proceso, y la experiencia en el procesamiento de materiales. No hay ninguna otra compañía con tal maestría en la producción de la maquinaria requerida en este proceso como la compañía alemana Niehoff (www.niehoff-gmbh.info). La maquinaria para la producción de alambres y cables se distribuye en todo el mundo desde su sede central en la ciudad de Schwabach, en el centro de Franconia.

El alambre producido por las máquinas de Niehoff se utiliza en muchas áreas de la industria: Puede encontrarse en las monturas de sus gafas o en las cercas de su jardín. Niehoff también ha desarrollado y construido varias máquinas de procesamiento para la industria del cable. Las líneas de galvanizado emplean procesos galvánicos para aplicar capas finas de otros materiales sobre alambre, por ejemplo. El catálogo de Niehoff también incluye bobinadoras y emcarretadoras adecuadas para enrollar los productos de alambre acabados. Esto permite a Niehoff suministrar toda la gama de maquinaria requerida por las industrias de fabricación de cables y alambres.

Los orígenes de la compañía se remontan al año 1859 cuando la producción de máquinas de alambre simples comenzó en Schwabach. Hoy en día Niehoff emplea a más de 400 trabajadores en su sede central. Inicialmente la empresa estaba en el centro de la ciudad donde no era posible ampliar los edificios de producción y administrativos. Por lo tanto, se trasladaron en tres fases a un área de 88.000 m² en las afueras de Schwabach en los últimos años. La primera fase fue la construcción de nuevas plantas de producción.

La antigua planta de producción disponía de grúas ligeras y puentes grúa de diferentes marcas. Sin embargo, la solución de flujo de material para la nueva planta debía provenir de un proveedor. Se necesitaron sistemas de grúas para instalar y mover las diferentes máquinas de trefilado. Niehoff consultó los detalles con el personal y también fue asistido concienzudamente por el comercial de ABUS. Finalmente llegaron a la conclusión de instalar 16 Puentes Grúa durante la primera fase de construcción. Estos fueron puentes grúa birrailes y 8 puentes grúa monorraíles. Durante la fase de planificación, Niehoff definió las normas internas para que en el futuro pudieran trasladarse grúas dentro de la fábrica en caso necesario. Sólo hay dos medidas diferentes para las grúas, 17,2 m para las áreas pequeñas y 24,2 m para las zonas más anchas. Todos los puentes grúa monorraíles tienen una capacidad de carga máxima de 10 toneladas, mientras que los puentes grúa birraíles tienen capacidades de carga (SWL) de hasta 16 toneladas. Todas las estructuras de apoyo fueron diseñadas para soportar cargas de 16 toneladas. Todos los polipastos disponen de accesorios opcionales idénticos, como variadores de frecuencia ABULiner. El ABULiner permite que las grúas y los polipastos aceleren y desaceleren suavemente y viajen a velocidades infinitamente variables. Todas las grúas están equipadas con mandos a distancia por radio idénticos. Casi todas las áreas de la planta de producción utilizan más de una grúa en los mismos carriles, por lo que se instalaron dispositivos anticolisión fotoeléctricos. Cuando dos grúas se aproximan, la velocidad de desplazamiento se ralentiza y después se para completamente. Niehoff utiliza contenedores para el transporte mundial de las máquinas terminadas. Por esta razón, los estándares internos han de ser ampliados: la pareja de grúas dedicada al transporte interno de contenedores para transporte marítimo se opera mediante control tándem. Por lo tanto, un solo control remoto opera dos grúas en paralelo para hacer la operación más segura.

En el diseño también se ha incluido otra característica: todas los puentes grúas monorraíles o birraíles tienen un polipasto auxiliar con 2 toneladas de capacidad (SWL) además del polipasto principal. Este importante detalle técnico tiene en cuenta el uso flexible de las áreas de producción. Las máquinas terminadas se mueven utilizando el polipasto principal, por ejemplo, cuando se testean. Las piezas individuales, por ejemplo para la instalación, se mueven con el polipasto auxiliar. La manipulación de piezas individuales se simplifica no sólo debido a las mayores velocidades disponibles, sino también porque los cables y los ganchos están dimensionados de tal manera que facilitan su manipulación. El hecho de que el polipasto principal no se utilice para trabajos de instalación de cargas pequeñas significa que las horas de trabajo de éste polipasto aumenten de manera mucho más lenta, lo que a su vez reduce los costes de mantenimiento.

Las grúas ABUS se utilizan en diferentes áreas de la producción y en el área de pruebas, y están pintadas de rojo cobre, un tributo al material más utilizado en Niehoff.

ABUS Grúas, S.L.U.
Tel: +34 902 239 633
Fax: +34 902 239 634

info@abusgruas.es